#MarioLibre

A Mario González,

Nuestros cuerpos rebeldes no te dejarán morir.

Esta lucha que emprendiste por la justicia y la libertad, que muchas personas apoyamos, es un legado enorme de dignidad. Algunxs compañerxs dijeron “Las rejas no detendrán tu espirítu”. Tu espíritu rebelde es libre. Ya está contagiando de hartazgo a muchos otros cuerpos, muy diversos.

Por eso hoy nos sumamos a las organizaciones, colectivos e individuos que piden por tu libertad. Por la solidaridad que necesitamos para combatir a lxs opresorxs, por la organización que necesitamos para rechazar a los gobiernos autoritarios, para conjuntar luchas.

Imagen

Con tu protesta has recordado al mundo entero que vivimos en un país (en un mundo) de gobiernos corruptos, que violan día a día los derechos humanos de la población, que no tienen interés más que en el dinero y el poder, que no tienen humanidad, que son pobres de espíritu.

Sabemos, como tú, de prisiones, de violencia, de discriminación. Pero eso no nos quita la dignidad, sólo nos hace rebeldes, luchadorxs.

Te esperamos muy pronto en las calles.

Recibe nuestra solidaridad,

Bloque ROSA.

25de noviembre del 2013, Día Internacional contra la violencia de género, salimos a la  calle a protestar. Nos visibilizamos, queremos rebelarnos. Nuestra rebeldía busca la paz, pero no la paz que nos venden los gobiernos que buscan dominar las regiones más pobres. No queremos tampoco la paz que militariza los países para aterrar a la población civil. Nos da asco la paz de Felipe Calderón, también la que nos ofrece Enrique Peña Nieto con su Cruzada contra el Hambre.

La paz que nos quieren dar no es más que una serie de mentiras para callar a la población, reprimir, asesinar… Nuestra paz no tiene que ver con llenar de policías las ciudades, poner rejas para cerrar calles, cámaras de vigilancia para sentirnos segurxs, “en paz”. No queremos más asesinxs en prisión. ¡NO QUEREMOS MÁS PRISIONES!, esa justicia es basura. Nuestra paz y nuestra justicia tienen que ver con un cambio de sistema, por uno que no se sustente en la opresión ni en la violencia, en la acumulación de dinero, en la explotación de los pobres, en la obligación de los roles sexuales.

Una sociedad sexista, machista, patriarcal, no dejará de dar a luz a acosadores, violadores y feminicidas. No importa cuántas prisiones construyan, ni cuánta policía haya en la calle, ni cuántos militares… ¿No son los policías y los militares violadores y asesinos también?

Construiremos nuestra paz, la que parte de la libertad y el respeto, la dignidad de todas las personas, de todas las sexualidades y expresiones genéricas. No queremos más paz desde los gobiernos, queremos construir nuestra paz desde las calles, con la gente…

Ustedes se preguntarán ¿Para qué protestar? ¿Para qué tomar las calles de nuevo? ¿Por qué no quedarnos en la comodidad de nuestras casas detrás de la computadora tuiteando con furia todo lo que sucede, compartiendo indignadxs imágenes de la violencia, coléricxs, golpeando  tecla tras tecla, mostrando así la rabia? ¿Por qué marchar, por qué gritar, por qué pisar la realidad?  El espacio público no solo está concebido para pasear, para  los conciertos masivos en la plancha del zócalo. Su máxima vocación es la de hacer que la política suceda. Esto es  posible gracias a aquellxs que cuestionan a las autoridades, que se preguntan si su actuar es correcto. Hacernos presentes en la calle es revivir una de sus máximas funciones.

Le debemos mucho a la protesta; si las mujeres pueden votar, estudiar, trabajar es gracias a un movimiento feminista que salió de la casa y reclamó sus problemáticas, si existen mecanismos para denunciar la violencia homófoba/transfóbica/lesbofóbica/etc. ha sido a través de lucha social, si se ha visibilizado el racismo y la dignidad de las personas es por bocas que han decidido no callar. Protestar y reclamar aquello que nos oprime ayuda a mejorar las condiciones de vida actuales y de siguientes generaciones.

¿Por qué protesta el Bloque ROSA? ¿Por qué salir un día como el 25 de noviembre?  Salimos a gritar por nuestrxs muertxs, por las víctimas de la violencia de género. Por un mundo sin machos salimos. Hoy queremos mostrar nuestra indignación, el encono que recubre nuestra ira, la ira que hace retorcer lo más hondo de nuestras entrañas.

“Ante todo es muy importante señalar que el Tecnológico de Monterrey respeta a todas las personas. No discrimina por su preferencia religiosa, política u orientación sexual. En cuanto al reconocimiento oficial de grupos estudiantiles, la institución sólo reconoce a aquellos que a su juicio enriquecen la formación curricular de sus alumnos”. Esta fue la respuesta ante la iniciativa de estudiantes homosexuales que buscaban conformarse como organización LGBTI dentro del Tec de Monterrey. Acusamos al rector de esta universidad David Noel Ramírez Padilla por cerrar espacios que buscan promover el respeto hacia las diferentes formas de vivir la sexualidad y el género.

Protestamos frente al edificio de Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) por no tomar medidas contundentes en la prevención y erradicación del acoso sexual, el hostigamiento y violencia sexual. Denunciamos al profesor de física de la Escuela Nacional Preparatoria Plantel 9 Teodoro Castro Ruiz y a todos los machos que abusan de su papel de autoridad para ejercer violencia sexual.

El 23 de septiembre de este año, fue arrojada una mujer transexual desde un puente, en la colonia Condesa, a las 8 de la mañana. No dejaremos de señalar estos casos de odio, violencia y homicidio hacia quienes rompen con sus ideas opresoras sobre el género y la sexualidad de cada persona. ¡Qué viva la diversidad! ¡Mueran los machos! ¡Muera el Patriarcado!

La revolución se está sembrando. En todas partes surgen destellos de inconformidad, de hartazgo hacia estos gobiernos, hacia estas sociedades consumistas y desiguales que estamos manteniendo. La Revolución será con nosotrxs también. Con las mujeres(lesbianas, trans, putas, jóvenes, niñas, migrantes, con discapacidad, indígenas),  con lxs intersexuales, lxs maricas, lxs campesinxs. La lucha será en la calle, en la casa y en la cama. Lucharemos hasta alcanzar el mundo que cada vez más personas soñamos.

¡El pueblo se levantará. La rebeldía se hará multitud. El pueblo volverá a tener memoria!

bloque rosa-03